18 de mayo de 2016

A mi madre, la mujer mas buena.

Cuanto amor reflejaban tus ojos,
que sublime y serena tu mirada,
de mi vida tu eras el refugio,
al mirarme con tus ojos  extasiada.

Sentía la grandeza de mi alma,
junto a ti no existía el dolor,
las tristezas que a mi me embargaban
las quitaba con cariño y con tu amor.

La ternura era parte de tu aliento,
la sonrisa tu eterna enamorada,
le plantabas cara al sufrimiento
con tu sentir de mujer confiada.

Al mirarte a los ojos sentía
el fluir de tu amor en sintonía
como si los dos fuéramos uno,
y tu alma se fundiera con la mía.

Al mirar a mis hijos con cariño,
parecías una virgen milagrosa,
y yo con mucho orgullo me decía,
esa es mi madre... la mas bondadosa.

Ángel Reyes Burgos

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...