15 de junio de 2016

La felicidad hay que construirla...


Decidí ser feliz desde que me di cuenta que con mi tristeza me quedaba anclado en el camino, viendo pasar la vida a mi alrededor sin ser parte ni protagonista. Todo se renueva continuamente y yo envejeciendo a pasos agigantados y mi tristeza era como una losa que me aplastaba...

Me deshice de la pesada carga que inmovilizaba mi avance día a día, mientras mi fotografía amarilleaba por horas y me consumía en el rincón de mis desgracias.

Alcé las dos manos para retirar ese cielo gris que me cubría y pude contemplar la belleza del que siempre había estado allí arriba sin yo verlo y decidí enrollar ese cielo gris para dejarlo a las futuras generaciones como tema de estudio para que se guardaran de cubrirse con esa pesada carga.

Me liberé de las ataduras de mi cuerpo y los vicios que me envejecen y de mi alma de las mentiras que me subyugaron durante toda la vida haciéndome prisionero del miedo y pude por fin encontrar a Dios en el universo...no estaba echo a imagen y semejanza mía, un Dios sin rostro ni religión y por eso creí inmediatamente en el...

Decidí hace tiempo ser feliz y lo conseguí...

Ángel Reyes Burgos

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...