16 de junio de 2016

Tengo hambre de ti...

Me siento siempre con muchísima hambre,
pero no de alimentos, hambre de tu cuerpo,
hambre de tu contacto y caricias,
hambre de tus risas y tus palabras
y mucha, mucha hambre...
de tu cercanía...y al pensarlo...

Todo mi cuerpo se estremece en diversas reacciones,
la boca se me inundad, sintiendo tu sabor,
mi piel se electriza y todo mi cuerpo se estremece
al pensar en esos suaves labios tuyos...
son el máximo exponente de mi ardiente deseo.

Sueño en besarlos, morderlos con lujuria,
tratar como un rico sorbete tu lengua,
y hacerte gemir de una locura lasciva
en el que tu cuerpo se retuerza entre espasmos,
mientras mi boca se sacia de tu boca,..

Así nuestros labios se amarán
y nuestras manos participaran de la danza
en un estrecho abrazo que nos funda...
no solo nuestros cuerpos,
también nuestras almas...

Ángel Reyes Burgos

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...