3 de julio de 2016

Día de pesca, a mi hijo David.


Un pescador en el mar
hablaba con salmonetes
con un lucio y un calamar
y un banco de chanquetes...

Un salmonete asustado
huía despavorido
el lucio se ha enterado
que no pierde un desafío.

Con su caña y su paciencia
lo mismo pesca que vuela
tiene plena confianza
que enseña como bandera.
En la terraza el pescado
a David le platicaba...
¿No ves lo triste que estoy
al dejarme sin mi amada?

Y David se lo ha pensado
mira al pescado y le dice
eso tu te lo has buscado
por comerte mis lombrices.

Se sienta hambriento y cansado
de la pesca matutina
fríe en aceite el pescado
y el sólito se lo empina...

Ángel Reyes Burgos


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...