16 de julio de 2016

Que el agua corra por nuestros cuerpos desnudos...

Hoy hay que sacudirse la suciedad del mundo,
limpiar nuestros cuerpos con agua purificadora
y nuestras mentes reciclarlas juntos con amor,
esos que dejan la mente en blanco cuando amándonos,
depositamos uno en el otro toda nuestra pasión.

Que el agua corra por nuestros cuerpos desnudos,
en cada gota, transmitirá la pasión que nos provocamos,
lameremos cada una de ellas para saciar nuestra sed,
desde mi boca a mi pecho, seguirás el rastro invisible,
ese que dejas electrizando mi piel con tu lengua.

Un escalofrío de placer me recorrerá la columna
cuando tus pechos rocen mi pecho y mi vientre
y los movimientos de tus labios me enloquezcan.
hasta hacerme perder cualquier vestigio de cordura.

De forma lujuriosa danzaran mis manos por tu cuerpo
se moverán como la cola de una serpiente sobre tus muslos
y antes de que nos fundamos juntos en el fondo del abismo
estaremos cayendo los dos en una espiral de placer
del que solo tus gritos de éxtasis podrán liberarnos...

Ángel Reyes Burgos

No hay comentarios: