22 de agosto de 2016

Sueñame, cuando ya no tengas sueños...

Sueñame, cuando ya no tengas sueños
que viva en tus labios dormidos
las caricias de unos besos
prendidos en tus recuerdos.

Y yo en los míos me acerco
y me sabes a leche y fresa
a pasión y a sentimientos
cuando tus labios me besan.

Deja tus ojos cerrados
que plante sobre tu boca
la lujuria de este pecado
que tus labios me provocan.

Voy a morderte despacio
y tus labios hacerlos míos
hasta que tiembles de gozo
y yo me quede dormido...

Sueñame en la vigilia
y en tus noches solitarias
que mis besos te acompañan
hasta el fondo de tu alma.

Ángel Reyes Burgos

No hay comentarios: