16 de febrero de 2017

Estremecido en la distancia...

Que difíciles son los fines de semana
cuando la distancia se hace insoportable
y dentro, en lo mas profundo de mi alma
no tengo tus suspiros que a mi pecho hable.

Es un mundo entero, el que nos separa
una geografía inmensa para poder volar
y por no poder acariciarte con la mirada
nuestras manos se extienden para soñar.
Y se produce ese milagro, que sin tenernos
nuestras manos se unen y se acarician
y seguimos sintiendo y seguimos amándonos
y acortamos la distancia entre sonrisas.

Es la unión de esos correos y mensajes
que hacen que sigamos siempre fundidos
y que en ese hermoso y grande paisaje
con todo tu cariño, me quede estremecido.

Ángel Reyes Burgos













No hay comentarios: